Noticias > 4.08.2020

COVID-19 La falsa seguridad de un termómetro mal usado

¿Se imaginan un libro con experiencias vividas en pandemia? ¡Hay mucho por contar! Pero aún quedan muchas preguntas por responder. Esta enfermedad tiene al mundo entero con más preguntas que respuestas, lo cierto y lo incierto está en manos de científicos y nuestro objetivo es preservar la salud con recomendaciones, concejos y cuidados.

Lavado de manos, distancia social, barbijos y otros son parte de nuestra vida cotidiana. No se trata de vivir aterrados, pero tampoco debemos relajarnos con situaciones que generan falsa sensación de cuidados y seguridad, como por ejemplo la experiencia que voy a contar:

Esta semana asistí a una oficina de repartición pública para un trámite presencial. Solicité turno anteriormente, llegué 10 minutos antes y me anuncié al guardia. Siguiendo el protocolo me pulverizaron las manos con líquido desde un recipiente (asumo que era alcohol a alguna concentración incierta: no había etiqueta en el contenedor), tomaron mi documento y lo pulverizaron también. De repente me encuentro con un termómetro infrarrojo industrial (tipo pistola con apuntador laser), el guardia de seguridad acciona el termómetro y el resultado se transfiere a una pantalla donde pude leer el resultado numérico: 32,8 °C, arrojó el termómetro con el que me tomaron la temperatura.

Según esa medición mi deceso fue hace un par de horas. El guardia anota la temperatura y me hace firmar a lado; en chiste le digo “estoy muerta”… Ingresé a la oficina y en un momento me puse a pensar en que creando esta falsa sensación de seguridad con la toma de temperatura descuidan inclusive a su propio personal, sin hablar de barbijos mal usados, constantes flujos de personas y otros descuidos… “total… tomaron la temperatura y pusieron alcohol en las manos”.

Termómetros y medición corporal

Un termómetro es un instrumento que sirve para medir la temperatura. Para la medición del cuerpo humano se debe contar con un rango acotado que permita contemplar entre 35,5 y 42,0 °C: temperaturas menores o mayores no son compatibles con la vida. Cuando, como parte de un protocolo de vigilancia de COVID-19 para verificar el estado febril como síntoma de la enfermedad se indica el registro de temperatura, el termómetro debe ser lo más exacto posible.

Hoy existen distintos métodos para tomar la temperatura:

Métodos de contacto son aquellos que cuentan con un sensor de temperatura en contacto directo con el cuerpo humano (termómetros digitales). Necesitan un tiempo de espera para alcanzar el equilibrio térmico de la persona a la que se mide la temperatura, son los más precisos (< 0,1 °C)

Métodos a distancia (por radiación térmica emitida) un sensor a cierto trayecto recoge la radiación térmica y arroja el resultado. No hay contacto directo con la persona, son menos precisos por la  intervención de los siguientes factores:

  • la capacidad del cuerpo para emitir radiación térmica (emisividad)
  • el ambiente por el que se propaga la radiación térmica desde la persona al termómetro (condiciones ambientales)
  • la capacidad del termómetro para recoger la radiación emitida (características ópticas del termómetro, detector, lentes, alineamiento, etc.)

¿Porqué generar una sensación falsa de seguridad midiendo la temperatura con instrumentos que no son aptos para estos registros en humanos?

Si bien la ANMAT indica que es obligatorio el uso de instrumentos aprobados por este organismo en el ámbito médico, por la emergencia sanitaria se exceptúan de esta norma a los termómetros que no se usan en medicina, y es allí donde nos encontramos con termómetros infrarrojos IR que son aptos para uso industrial, pero no lo son para uso en humanos; por lo tanto ese registro carece de utilidad.

Asumiendo la utilización de un termómetro adecuado, hay algunas consideraciones para lograr la medición correcta de la temperatura sin contacto. Nuestros proveedores TESTO Argentina prepararon un documento muy útil para la medición empleando termómetros IR.

  • Los termómetros infrarrojos (tantos para uso humano e industrial) miden la temperatura de un área, no son puntuales. Verifique que se encuentre realizando la medición a una distancia tal que la relación óptica del equipo le permita tomar un tamaño de área adecuada sobre la frente de la persona, y no mayor. Observe el tamaño de apertura del área de medición en las especificaciones. Por ej., si la apertura del área de medición es de 16 mm. Entonces la máxima distancia a ubicarse para tomar la temperatura en la frente considerando un área de 66 mm (poco más de medio cm) es de medio metro (50 cm). si nos alejamos más, el área se torna más grande y es mayor el error que se comete en la medición. En la figura se puede ver como a medida que se aleja del área de medición, se agranda la superficie que se toma para medir.

 

  • Los distintos tipos de materiales tienen distinta emisividad. La emisividad es la medición de la capacidad de un objeto de emitir energía infrarroja. El valor de la emisividad se calcula por la proporción de radiación térmica emitida por una superficie u objeto debido a una diferencia de temperatura con su entorno. La energía emitida indica la temperatura del objeto. La emisividad puede tener un valor entre 0 (espejo brillante) y 1,0 (cuerpo negro) pero para el cuerpo humano se calcula una emisividad cercana a 0,98, por lo tanto los termómetros específicos, para uso en humanos, ya vienen con ese valor fijado, en cambio si el termómetro industrial no permite el ajuste de emisividad a 0,98, es una fuente más de error.
  • La temperatura superficial de la piel no es la temperatura interna. Siempre es menor que la temperatura interna corporal, por lo que la medición en la cavidad ótica (oído), o en la boca, son mucho más exactas a la hora de evaluar la temperatura corporal. Para el caso práctico de los protocolos para COVID, se debería indicar que se mida la temperatura en el área posterior al lóbulo de la oreja.  Por otro lado, considerar que la temperatura ambiente, va a influir en el resultado, sobre todo cuando no se espera el tiempo suficiente para que la temperatura superficial se equilibre en ambiente cerrados antes de la medición (esto tomaría unos 10 minutos)
  • La medición debe llevarse a cabo sin obstáculos. Hay que despejar la zona que se mide: correr pelo, gorra, bufanda, etc. No es posible medir con un vidrio entre el termómetro y la persona.

 

¿Entonces?

Es importante cumplir con los protocolos que indican la reglamentación vigente por covid19. Pero estamos generando una sensación de falsa seguridad en las personas que se encuentran dentro de un ámbito al que ingresaron con el mal uso de termómetros. Esto debería servirnos como ejemplo para no relajarnos en la toma de precauciones.

Si vamos a medir la temperatura, tengamos en cuenta las consideraciones necesarias para hacerlo de la mejor manera posible y que el registro que obtengamos sea útil y veraz.

El termómetro IR para la frente, tiene el mismo principio que el termómetro IR para el oído que se utiliza en bebés: son seguros, la radiación no causa daño neurológico o similares, sobre todo cuando hablamos de termómetros aprobados para uso médico (ANMAT).

A modo de ejemplo y para cerrar; si vamos a tomar sopa ¿elegiríamos un tenedor?. El tenedor es un cubierto, es cierto, y se usa para comer. Pero ¿es la herramienta adecuada para tomar sopa?. Lo mismo sucede con los termómetros. Si vamos a medir la temperatura corporal, usemos la herramienta adecuada.

Patricia Knass